LA FRONTERA SUR ES UNA TORTURA SILENCIOSA: MISIÓN DE OBSERVACIÓN

  • Policía militar participa en operativos de control migratorio, sin que tengan claridad sobre sus funciones y facultades.
  • Se intensifica y recrudece la detención migratoria como estrategia de desgaste, control y disuasión de la migración.

La Misión de Observación de la Crisis Humanitaria de Personas Migrantes y Refugiados en el Sureste Mexicano ha sido convocada por redes nacionales y regionales; y ha estado conformada por 24 organizaciones de México, Centroamérica y Estados Unidos, miembros de la academia y periodistas. Surge como respuesta a la preocupación de organizaciones de derechos humanos de la región, ante los éxodos centroamericanos de los últimos meses. El objetivo fundamental de la Misión se ha enfocado a fortalecer la documentación y acompañamiento que han realizado las organizaciones locales en defensa de la vida, la libertad y la dignidad humana.

En los últimos dos días, las y los integrantes de la Misión hemos recorrido diversos puntos de la costa y frontera sur en Chiapas, encontrándonos con autoridades de los tres niveles de gobierno y organismos internacionales con presencia en la región; también hemos monitoreado la Estación Migratoria Siglo XXI, cinco estancias provisionales, así como extensiones de estos centros de detención como la Feria Mesoamericana, entre otros.

Derivado de este trabajo, los principales hallazgos de la Misión son:

  • Confirmamos que continúa y se agudiza un enfoque de seguridad militarizada por encima del respeto y protección de los derechos humanos de las personas en movilidad. Documentamos múltiples puntos de control migratorio con fuerte presencia de fuerzas de seguridad del Estado, particularmente policía federal y policía militar, sin que haya claridad sobre sus funciones y facultades en el contexto migratorio. Observamos que es una práctica de Estado sistemática e intencional, que es incongruente con el discurso oficial de una política migratoria respetuosa de los derechos humanos.
  • Identificamos una estrategia de desgaste y contención, que tiene la intención de generar cansancio, desmovilización y disuasión de las personas ante el acceso al derecho a solicitar refugio y a procedimientos de regularización, así como restringir y criminalizar la movilidad humana. El manejo de los procedimientos de acceso al derecho a la protección internacional o a permisos de estancia por parte de la autoridad están deliberadamente burocratizados por las autoridades para dilatarlos al máximo y desalentar a las personas que quedan atrapadas en ellos.
  • Documentamos que la detención migratoria funge como estrategia de represión y castigo. En ese sentido, se han intensificado las redadas y los operativos de control migratorio a lo largo de toda la costa, y las condiciones de la detención migratoria, de por sí violatorias de los derechos humanos, se han recrudecido, llegando a constituir formas de tortura física y psicológica y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes. Igualmente, identificamos prácticas racistas y xenófobas que discriminan grupos específicos.
  • Nos preocupan las consecuencias que esta estrategia tiene sobre las familias que son separadas en redadas, durante la detención, liberación y deportación, vulnerando así el principio de unidad familiar, incluso en aquellas que han solicitado el reconocimiento de la condición de refugiadas.
  • Frente a este contexto, particularmente nos indigna la privación de libertad de niñas, niños y adolescentes migrantes y solicitantes de asilo en centros de detención, la falta de ayuda humanitaria y falta de respeto generalizado a sus derechos, contrario a su Interés Superior.
  • Las precarias condiciones de vida, el sometimiento a la represión institucional, las carencias en los campos de refugiados y sobre todo la ausencia absoluta de trato digno en los centros de detención en términos de higiene, aboca a la población a graves padecimientos para su salud física y mental.
  • Evidenciamos la falta de coordinación institucional y corresponsabilidad entre los distintos niveles de gobierno, así como una carencia de protocolos de atención integral en materia migratoria y humanitaria con enfoque de derechos humanos, prevaleciendo reacciones improvisadas, asistencialistas y con un énfasis en la seguridad.
  • Llama la atención que las autoridades justifiquen de forma reiterada la violación a derechos humanos en la escasez y limitación de recursos humanos, financieros y de infraestructura.
  • Nos preocupa que los esfuerzos de los organismos internacionales en terreno sean insuficientes para mejorar la situación de derechos humanos de manera estructural para la población migrante y refugiada en la frontera sur, si no se instalan capacidades en las instituciones del Estado.
  • Observamos con especial alarma que aumenta la estigmatización y criminalización de la migración, derivando en la negación del derecho al debido proceso y a contar con una defensa en los procedimientos migratorios. En consecuencia, se obstaculiza y se criminaliza la solidaridad y la labor de defensa de derechos humanos.
  • Como Misión de Observación, hacemos énfasis en que el respeto y protección de los derechos humanos de las personas en movilidad no pueden subordinarse a los intereses económicos y comerciales en el marco de las relaciones internacionales.

Por todo ello, exigimos al Estado mexicano:

  • Transitar de una política de Estado en materia de movilidad humana basada en la seguridad nacional, a una centrada en la seguridad humana.
  • Garantizar una coordinación de los tres niveles de gobierno, que permita construir una respuesta integral, efectiva y garantista de derechos humanos, asegurando la participación real de las organizaciones de derechos humanos.
  • Eliminar la detención migratoria como práctica generalizada de represión y control de las personas migrantes y necesitadas de protección internacional.
  • Asignar presupuesto económico desde el Poder Legislativo, garantizando recursos suficientes para la operatividad efectiva de las instituciones responsables de la atención y protección de las personas migrantes y refugiadas.
  • Sostener una política pública permanente contra cualquier forma de discriminación, racismo y xenofobia.
  • Garantizar la atención integral e inmediata en materia de salud a la población migrante y refugiada, priorizando a niñas, niños y mujeres embarazadas, más aún mientras se encuentren en centros de detención migratoria.
  • Ofrecer información clara, completa y accesible sobre las formas y trámites de acceso a la protección internacional y a la regularización migratoria, para evitar la incertidumbre y la desincentivación, y erradicar la corrupción y los abusos.
  • Garantizar el derecho a defender derechos humanos de quienes ofrecen ayuda humanitaria, apoyo y asesoría.
  • Exigimos finalmente al Estado mexicano que cumpla y sea congruente con su compromiso de implementar una política migratoria de respeto a los derechos humanos y no represión, al tiempo que no contribuya al fortalecimiento de los discursos y políticas violatorias de derechos humanos de los gobiernos de la región.

FIRMAMOS LAS REDES CONVOCANTES

Alianza Américas

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura

American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Casa del Migrante de Saltillo, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, FM4, Paso Libre, Grupo de Acción Comunitaria (GAC), Inclusión y Equidad Consultora Latinoamericana, Instituto para la Seguridad y la Democracia (INSYDE), Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Servicio Jesuita a Refugiados México (SJR) y Voces Mesoamericanas – Acción con Pueblos Migrantes.

Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria – GTPM

Aldeas Infantiles SOS México, I.A.P.; Alianza Americas; American Friends Service Committee; Asylum Access México (AAMX) A.C.; Casa del Migrante Saltillo (Frontera con Justicia A.C.); Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, A.C.; Coalición Pro Defensa del Migrante de Baja California; Fundación Appleseed México, A.C.; DHIA. Derechos Humanos Integrales en Acción, A.C.; FUNDAR Centro de Análisis e Investigación, A.C.; IMUMI Instituto para las Mujeres en la Migración; Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, A.C.; INSYDE Instituto para la Seguridad y la Democracia; M3 Movimiento Migrante Mesoamericano; REDIM Red por los Derechos de la Infancia en México; Save The Children México, Sin Fronteras, IAP; SJM-SJR México, Servicio Jesuita a Migrantes y Refugiados – México; SMR Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados; Leticia Calderón, Analista en temas migratorios; Brenda Valdés; Elba Coria; Manuel Ángel Castillo, Investigador; IDC International Detention Coalition (Observadoras). Melissa Vértiz Hernández. Secretaria Técnica

Red Jesuita con Migrantes Centroamérica y Norteamérica – RJM CANA

Conformada por 42 organizaciones en 9 países: Servicio Jesuita para Migrantes SJM, Costa Rica; Fe y Alegría Panamá/Servicio Jesuita a Migrante SJM, Panamá; Universidad Centroamericana UCA, El Salvador; Parroquia San Bartolomé – Arcatao, El Salvador; Universidad Rafael Landívar, URL, Guatemala; Fe y Alegría, Guatemala; Asociación de Desarrollo Social de Ixcán (ADESI), Guatemala; Radio Progreso- ERIC, Honduras; Fe y Alegría, Honduras; Servicio Jesuita a Migrantes SJM, Nicaragua; Universidad Centroamericana UCA, Nicaragua; Servicio Jesuita a Migrantes y Servicio Jesuita a Refugiados México; Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez; Hidalgo Pastoral Migrante; Albergue Tierra Blanca, Veracruz; Misión Santísima Trinidad Arena Chiapas; Parroquia Plátano y Cacao, Tabasco; Voluntariado Jesuita; Proyecto Kino, Nogales; Proyecto Huayacocotla, Veracruz; CAFEMIN, Ciudad de México; Parroquia Sagrada Familia, Ciudad de México; Centro de Día para Migrantes, Jesús Torres, Torreón; Albergue Oluta, Veracruz; Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi; Secours Catholique, Francia; Programa de Asuntos Migratorios, ITESO; Programa de Asuntos Migratorios, Universidad Iberoamericana Torreón; Programa de Asuntos Migratorios, Universidad Iberoamericana León; Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J. Universidad Iberoamericana Puebla; Programa de Asuntos Migratorios, Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Programa de Derechos Humanos, Universidad Iberoamericana Ciudad de México; FM4, Paso Libre, Guadalajara; Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Chiapas; Centro Sagrado Corazón, Richmond; Jesuit Refugee Service US and Canada; Iniciativa Frontera Kino; Loyola University, Chicago; Red de Solidaridad Ignaciana; Jesuit Conference Office of Justice and Ecology; Universidad de Scraton; St. Mary Student Parish; Sacred Heart Church- Ministerio con Personas Migrantes y Refugiadas.

Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”

(conformada por 87 organizaciones en 23 estados de la República mexicana): Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos A.C. (ACADERH) (Hidalgo); Agenda LGBT (Estado de México); Alianza Sierra Madre, A.C. (Chihuahua); Aluna Acompañamiento Psicosocial, A.C.(Ciudad de México); Asistencia Legal por los Derechos Humanos, A.C. (AsiLegal) (Ciudad de México); Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas, A.C. (AJAGI) (Guadalajara, Jal.); Asociación para la Defensa de los Derechos Ciudadanos “Miguel Hidalgo” (Jacala Hgo.); Bowerasa, A.C. “Haciendo Camino” (Chihuahua, Chih.); Casa del Migrante Saltillo (Saltillo, Coah.); Católicas por el Derecho a Decidir, A.C. (Ciudad de México); Centro de Capacitación y Defensa de los Derechos Humanos e Indígenas, Asociación Civil (CECADDHI) (Chihuahua); Centro “Fray Julián Garcés” Derechos Humanos y Desarrollo Local, A. C. (Tlaxcala, Tlax.); Centro de Apoyo al Trabajador, A.C. (CAT) (Ciudad de México); Centro de Derechos de la Mujeres de Chiapas (San Cristóbal de Las Casas, Chis.); Centro de Derechos Humanos “Don Sergio” (Jiutepec, Mor.); Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas”, A. C. (San Cristóbal de Las Casas, Chis); Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.”, A. C. (Ciudad de México); Centro de Derechos Humanos “Fray Matías de Córdova”, A.C. (Tapachula, Chis.); Centro de Derechos Humanos “Juan Gerardi”, A. C. (Torreón, Coah.); Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, A. C. (Ciudad de México); Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, A. C. (Tlapa, Gro.); Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Chihuahua); Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz “Bety Cariño”, A.C. (Tatahuicapan de Juárez, Ver.); Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, A.C (Tonalá, Chis.); Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (Cd. Juárez, Chih.); Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo (Orizaba, Veracruz); Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, A.C. (León, Gto.); Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) (Estado de México); Centro de Derechos Indígenas “Flor y Canto”, A. C. (Oaxaca, Oax.); Centro de Derechos Indígenas A. C. (Bachajón, Chis.); Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica A. C. (Propuesta Cívica) (Ciudad de México); Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, A. C. (CEPAD) (Guadalajara, Jal.); Centro de los Derechos del Migrante (Ciudad de México); Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREALGuadalajara) (Guadalajara, Jal.); Centro Diocesano para los Derechos Humanos “Fray Juan de Larios”, A.C. (Saltillo, Coah.); Centro Juvenil Generando Dignidad (Comalcalco, Tabasco); Centro Kalli Luz Marina (Orizaba, Ver.); Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) (Ciudad de México); Centro Mujeres (La Paz, BCS.); Centro Regional de Defensa de DDHH José María Morelos y Pavón, A.C. (Chilapa, Gro.); Centro Regional de Derechos Humanos “Bartolomé Carrasco”, A.C. (BARCA) (Oaxaca, Oax.); Ciencia Social Alternativa, A.C. KOOKAY (Mérida, Yuc.); Ciudadanía Lagunera por los Derechos Humanos, A.C. (CILADHAC) (Torreón, Coah.); Colectivo contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) (Ciudad de México); Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos, A.C. (CEPAZDH) (San Cristóbal de Las Casas, Chis.); Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste (Mexicali, Baja California); Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, A.C. (Tehuacán, Pue.); Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (COSYDDHAC) (Chihuahua, Chih.); Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, A. C. (CIDHMOR) (Cuernavaca, Mor.); Comisión Regional de Derechos Humanos “Mahatma Gandhi”, A. C. (Tuxtepec, Oax.); Comité Cerezo (Ciudad de México); Comité Cristiano de Solidaridad Monseñor Romero (Ciudad de México); Comité de Defensa de las Libertades Indígenas (Palenque, Chis.); Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. (CODIGODH) (Oaxaca, Oax.); Comité de Derechos Humanos “Fr. Pedro Lorenzo de la Nada”, A. C. (Ocosingo, Chis.); Comité de Derechos Humanos “Sierra Norte de Veracruz”, A. C. (Huayacocotla, Ver.); Comité de Derechos Humanos Ajusco (Ciudad de México); Comité de Derechos Humanos de Colima No Gubermantal A. C. (Colima, Col.); Comité de Derechos Humanos de Comalcalco, A. C. (CODEHUCO) (Comalcalco, Tab); Comité de Derechos Humanos de Tabasco, A. C. (CODEHUTAB) (Villahermosa, Tab); Comité de Derechos Humanos y Orientación Miguel Hidalgo, A. C. (Dolores Hidalgo, Gto.); Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”(Ciudad de México); Comité Sergio Méndez Arceo Pro Derechos Humanos de Tulancingo, Hgo A.C. (Tulancingo, Hgo.); Consultoría Técnica Comunitaria AC (CONTEC) (Chihuahua); El Caracol, A.C (Ciudad de México); Estancia del Migrante González y Martínez, A.C. (Querétaro, Qro.); Frente Cívico Sinaloense. Secretaría de Derechos Humanos (Culiacán, Sin.); Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (Ciudad de México); Indignación, A. C. Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Mérida, Yuc.); Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, S.J. Universidad Iberoamericana- Puebla (Puebla, Pue.); Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (Ciudad de México); Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, A. C. (IMDEC) (Guadalajara, Jal.); Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente. Programa Institucional de Derechos Humanos y Paz (Guadalajara, Jal.); Justicia, Derechos Humanos y Género, A.C. (Ciudad de México); La 72, Hogar-Refugio para Personas Migrantes (La 72) (Tenosique, Tabasco); Mujeres Indígenas por la Conservación, Investigación y Aprovechamiento de los Recursos Naturales, A. C. (CIARENA) (Oaxaca); Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia A.C. (ODI) (Ciudad de México); Promoción de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PRODESCAC) (Estado de México); Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC) (Ciudad de México); Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) (Ciudad de México); Red Solidaria de Derechos Humanos, A.C. (Morelia, Michoacán); Respuesta Alternativa, A. C. Servicio de Derechos Humanos y Desarrollo Comunitario (San Luis Potosí); Servicio, Paz y Justicia de Tabasco, A.C. (SERPATAB) (Villahermosa, Tab.); Servicios de Inclusión Integral, A.C. (SEIINAC) (Pachuca, Hgo.); Tequio Jurídico A.C. (Oaxaca, Oax.); VIHas de Vida (Guadalajara, Jal.); Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes AC (San Cristóbal de las Casas, Chiapas).

FIRMAMOS ORGANIZACIONES PARTICIPANTES EN LA MISIÓN DE OBSERVACIÓN
Kids in Need of Defense (KIND)
Latin America Working Group (LAWG)
Proyecto Cátedras CONACYCT, La Protección Jurídica de las Niñas y Mujeres Migrantes en la Frontera Sur; Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma De Chiapas              (UNACH)
Seminario Universitario de Estudios sobre Desplazamiento Interno, Migración, Exilio y Repatriación (SUDIMER) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Sínodo Luterano Salvadoreño

ACOMPAÑAMIENTO
Movimiento Sueco por la Reconciliación (SweFOR)
Servicio Internacional para la Paz (SIPAZ)

MÁS INFORMACIÓN

Irazú Gómez – igomez@alianzaamericas.org +52 1 222 217 75 09

Mavi Cruz – comunicacion@cdhfraymatias.org +52 1 962 156 1701

Claudia León – incidencia.mexico@sjrlac.org +52 1 442 556 6320

Claudia Martínez – comunicaciongtpm@gmail.com +52 1 55 3192 7702

Mariana Zaragoza – mariana.zaragoza@ibero.mx +52 1 55 2533 6784

Quetzalcoatl Fontanot -comunicacion@redtdt.org.mx +52 1 55 1796 6731

LIBERADO UN GRUPO DE 29 PERSONAS SOLICITANTES DE REFUGIO TRAS 45 DÍAS DE DETENCIÓN EN LAS CELDAS MIGRATORIAS DE HUEHUETÁN

Tapachula – Chiapas. 25 de mayo de 2019

▪ Quince hombres y catorce mujeres han sufrido detención por razones migratorias durante 45 días en la Estancia Provisional de Huehuetán, que el Instituto Nacional de Migración dispone para detenciones de 48 horas.
▪ Con el objeto de verificar las condiciones en la frontera sur, organizaciones de sociedad civil convocan la “Misión de Observación De Derechos Humanos de la Crisis Humanitaria de
Refugiados y Migrantes en el Sureste de México”.

El día viernes 24 de mayo, aproximadamente a las cuatro de la tarde, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha puesto finalmente en libertad a 15 hombres y 14 mujeres que han permanecido privadas de su libertad durante 45 días en la Estancia Provisional de Huehuetán, centro de detención previsto legalmente para ingresos de un máximo de 48 horas, por sus reducidas y precarias condiciones.

Durante este mes y medio, las personas han permanecido encerradas en dos celdas de cuatro por cuatro metros, una para los hombres y otra para las mujeres, sin salir a la luz del sol ni poder prácticamente caminar. Han sufrido falta de acceso y malas condiciones de agua potable y alimentación, condiciones de higiene infrahumanas, y han tenido que dormir turnándose las colchonetas en el suelo. Las personas liberadas refieren, entre los impactos físicos y psicológicos que han acumulado, dolor de huesos, infecciones urinarias, inflamación en los riñones, dolores de cabeza, y síntomas de ansiedad y depresión en forma de insomnio, pesadillas, angustia, caída del cabello y crisis nerviosas. En el grupo se encontraba una mujer con un embarazo de riesgo, otra persona con la costilla fracturada, otra con epilepsia y otra con artrosis avanzada. En ningún caso han recibido tratamiento médico físico o psicológicos adecuados.

Las personas han permanecido detenidas en Huehuetán bajo un escenario militarizado, custodiadas permanentemente por agentes del INM, la Policía Federal, Ejército y guardias de seguridad privada; y habían sido trasladadas desde la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, donde después de protestar por las
condiciones de hacinamiento, fueron objeto de severo maltrato físico y psicológico.

Después de diversas acciones de presión en ámbitos nacionales e internacionales por parte de organizaciones sociales y agencias de derechos humanos, el INM ha decidido finalmente poner en libertad a este grupo puesto que todas las personas habían solicitado el reconocimiento de la condición de refugiadas ante la COMAR.

Las condiciones de detención en las que se encontraban estas personas, la ausencia de fundamento legal para mantenerlas privadas de libertad de forma indefinida, y el hecho de que sean solicitantes de asilo, constituye un marco de detención arbitraria, tortura, y riesgo de violación del principio de no devolución de personas necesitadas de protección internacional.

Dada la situación de alarma en materia de violaciones a derechos humanos que se da en la región, las organizaciones firmantes convocamos una “Misión de Observación De Derechos Humanos de la Crisis Humanitaria de Refugiados y Migrantes en el Sureste de México”, que recorrerá la frontera sur y costa de Chiapas los próximos días 29, 30 y 31 de mayo. La Misión de Observación está convocada por el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, Alianza Américas, el Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria (GTPM), la Red Jesuita con Migrantes Centroamérica y Norteamérica (RJM CANA) y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT. En ella participarán personas miembros de las redes convocantes, de organizaciones sociales defensoras de las personas migrantes y refugiadas de México, Estados Unidos y Centroamérica, así como de academia y medios de comunicación.

FIRMAN: Alianza Americas, Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el SE Mexicano, Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todos y Todas”, Red Jesuita con Migrantes CA&NA.

Datos de Contacto

Mavi Cruz

Responsable de Comunicación

comunicacion@cdhfraymatias.org

+52 1 962 156 1701

@CDHFrayMatias

EL COMITÉ CONTRA LA TORTURA DE NACIONES UNIDAS SEÑALA A MÉXICO POR VIOLACIONES A DERECHOS EN CONTEXTO DE DETENCIÓN MIGRATORIA

El Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura (GIDMT) está constituido por un equipo de
organizaciones sociales que trabajan en la defensa de los derechos humanos de las personas migrantes y
refugiadas en México, articulado con el objetivo de impulsar un cambio de paradigma sobre el control migratorio
basado en la detención arbitraria y la deportación sistemática, con la finalidad de lograr un cierre definitivo de
los centros de detención migratoria, partiendo de que el sistema de control y la detención migratoria en México
constituyen una forma de tortura contra las personas migrantes y solicitantes de asilo.
En el marco de la presentación de las Observaciones finales sobre el séptimo informe periódico de México,
aprobadas por el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas (CAT) el pasado 13 de mayo, en el marco de su
66º período de sesiones, el GIDMT desea hacer del conocimiento que:
 Coincide plenamente en las observaciones y recomendaciones formuladas por el CAT en relación al
internamiento de solicitantes de asilo e inmigrantes indocumentados, así como aquellas en materia de
asilo y el principio de no devolución. Particularmente, considera de gran relevancia las preocupaciones
expresadas por los miembros de dicho Comité en cuanto al reconocimiento de que el Estado mexicano
continúa recurriendo a la detención automática y obligatoria de migrantes y solicitantes de asilo,
resaltando las condiciones precarias y violatorias de derechos humanos al interior de las estaciones
migratorias, así como la detención de menores de edad en estos centros.
 Adicionalmente, el CAT señala que el Estado mexicano debe “abstenerse de internar a los inmigrantes
indocumentados y solicitantes de asilo durante periodos prolongados, utilizar el internamiento
únicamente como último recurso y por el periodo más breve posible, y seguir aplicando medidas no
privativas de la libertad; […] así como garantizar el establecimiento de mecanismos eficaces para
detectar oportunamente a las víctimas de la tortura y la trata entre los solicitantes de asilo y las personas
migrantes”. Ello en la convicción de terminar con el estado de excepción que en realidad se ha
convertido en la norma de actuación del gobierno mexicano, violando con ello las normas básicas del
derecho internacional en materia de derechos humanos, y abocarse al cumplimiento pleno de los
derechos de las personas migrantes y sus familias.
 Toda vez que el CAT tiene conocimiento de la “muy alta incidencia de la tortura y los malos tratos,
incluida la violencia sexual, en particular por parte de miembros de las fuerzas de seguridad y agentes
de investigación durante el arresto y las primeras etapas de la detención”, y en el entendido de que el
Estado mexicano sigue recurriendo a la detención migratoria como práctica sistemática, el GICMT se
manifiesta por el establecimiento de medidas efectivas e inmediatas para cerrar los centros y
estaciones migratorias, por constituir espacios torturantes para personas en movilidad.
 Reitera su convicción de que la relación entre los lugares de privación de la libertad y la tortura es una
cuestión medular de la realidad que enfrentan las personas migrantes y solicitantes de asilo durante
la detención migratoria, puesto que en ellos se fomentan y generan entornos propicios para la comisión
de actos de tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes que, ante la falta de perspectiva de
tratamiento como tales, en la mayoría de los casos quedan impunes. En ese sentido, el GICMT considera
que las condiciones prevalecientes durante la detención migratoria constituyen parte de una estrategia
del Estado, cuya intención es la de castigar, hostigar y disuadir a las personas migrantes y refugiadas
intentar ingresar a México y solicitar protección interancional.
 Acompaña el señalamiento del CAT respecto que la detención de menores de edad en centros de
detención migratoria carece de toda base legal y contraviene toda norma nacional e internacional en
materia de derechos de la infancia, por lo que el Estado mexicano está obligado a atender la
recomendación formulada por el Comité para “garantizar que no se interne a menores ni a familias con
hijos menores de edad únicamente a causa de su condición de inmigrantes indocumentados”.
 Se manifiesta por que las autoridades mexicanas impulsen, sin ambigüedades, medidas a favor de los
derechos de las personas migrantes, a partir de una actuación llevada a cabo en el marco de lo
establecido en los estándares más altos de protección a tales derechos y revisen la legislación con miras
a derogar las disposiciones de la Ley de Migración que exigen la detención administrativa obligatoria u
automática de migrantes y solicitantes de asilo, como bien sugiere el CAT.
Finalmente, el GIDMT, que estuvo presente en las sesiones del examen del CAT al Estado mexicano, de manera
articulada con otras organizaciones sociales de defensa de los derechos humanos, hace un recordatorio al Estado
mexicano respecto del derecho imperativo que establece la Declaración sobre el derecho y el deber de los
individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades
fundamentales universalmente reconocidos, respecto a que “[t]oda persona tiene derecho, individual o
colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades
fundamentales en los planos nacional e internacional”, y con ello exigir terminar con la criminalización de las
personas defensoras de derechos humanos que dedican sus esfuerzos a garantizar la protección de los
derechos de las personas migrantes y solicitantes de asilo en México.

Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura
Formado por las organizaciones:
American Friends Service Committee – AFSC
Casa del Migrante de Saltillo – CDMS
Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova
Colectivo contra la Tortura y la Impunidad – CCTI
FM4 Paso Libre
Grupo de Acción Comunitaria – GAC
Inclusión y Equidad Consultora Latinoamericana
Instituto para la Seguridad y Democracia – INSYDE
Servicio Jesuita a Migrantes – SJM México
Servicio Jesuita a Refugiados – SJR México
Voces Mesoamericanas – Acción con Pueblos Migrantes

Contacto:
Mavi Cruz / comunicacion@cdhfraymatias.org / +52 1 962 156 1701
Claudia León / incidencia@sjmmexico.org / +52 1 442 556 6320
Jorge Andrade/ jorge_andrade@insyde.org.mx /+52 1 55 9110 4690