El INM debe facilitar el acceso del CDH Fray Matías al centro de detención migratoria de Tapachula

El Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova es una organización social con una trayectoria de 20 años en la defensa de las personas migrantes y refugiadas desde la frontera sur de México. Desde el año 2000, asumió acciones de monitoreo del centro de detención migratoria que el Instituto Nacional de Migración (INM)  tiene instalado en la ciudad de Tapachula, Chiapas,  denominado oficialmente por “Estación Migratoria Siglo XXI”, en el que el CDH Fray Matías lleva atendiendo unas 500 personas anualmente, tanto para la documentación de las violaciones a derechos humanos que sufren como para ejercer su defensa con un enfoque integral psicojurídico, especialmente en lo referido a personas solicitantes de asilo, niñas, niños y adolescentes no acompañados, población LGBTTTI, personas con posibilidades de acceso a la regularización migratoria, o víctimas de delitos graves; personas mayoritariamente originarias de Centroamérica en situación extremadamente vulnerable.

Como cada año, para mantener su labor de monitoreo y defensa, el pasado 24 de septiembre, el CDH Fray Matías procedió a renovar ante el INM la autorización de acceso al centro de detención migratoria de Tapachula. Como respuesta a la solicitud de renovación, la Dirección General de Control y Verificación Migratoria del INM ha ido interponiendo una serie de requerimientos que se han convertido en un muro burocrático, que impide al personal del CDH Fray Matías acceder al centro desde el pasado 5 de octubre, perdiendo el contacto con las personas detenidas que estaban defendiendo. Esta no es la primera vez que el INM dificulta la acción de defensa del CDH Fray Matías en el centro de detención de Tapachula, los obstáculos para el acceso tienen sus antecedentes desde los años 2008, 2009 y 2014.

Frenar está labor de defensa en contexto de detención, como en las anteriores ocasiones, tiene graves consecuencias, en primer lugar, se está impidiendo a las personas migrantes y solicitantes de asilo que están privadas de libertad en el centro de detención migratoria de Tapachula su derecho a ser informadas de su situación, disponer de asesoramiento y defensa legal efectiva, contar con atención psicosocial y mantener contacto con el exterior del centro.

Se incrementa también la opacidad y falta de transparencia respecto a las actividades que realiza el INM en el centro y se obstaculiza la acción de las organizaciones y personas defensoras de derechos humanos. Con esta acción entendemos que se está intentando desactivar el efecto preventivo frente a las violaciones de derechos humanos que se cometen al interior de los centros de detención para personas migrantes, al tiempo que se fomenta el régimen de impunidad.

Ante la situación generada por el INM, y tras varios intentos de diálogo para reconducir los hechos y hacer frente a los obstáculos burocráticos, el CDH Fray Matías ha procedido a cursar una nueva solicitud de ingreso a la llamada Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula.

En este sentido y dadas las circunstancias, el CDH Fray Matías, las organizaciones y personas firmantes exigimos:

  • Que la Dirección General de Control y Verificación Migratoria del INM proceda a instruir esta solicitud con la mayor urgencia, y normalice la situación del CDH Fray Matías respecto al centro de detención migratoria de Tapachula, para que puedan continuar con su labor de monitoreo del centro y defensa de los derechos humanos de las personas en privación de libertad.
  • Que tanto el INM como la Secretaría de Gobernación de quien depende, apliquen las medidas necesarias para fomentar y garantizar el acceso a los centros de detención migratoria de las organizaciones sociales de defensa de las personas migrantes y refugiadas, para que estas personas puedan acceder a una defensa efectiva.
  • Que tanto la SEGOB como el Poder Legislativo inicien un proceso de reformas legislativas y normativas que garanticen un funcionamiento transparente de los centros detención migratoria –mientras éstos lamentablemente sigan existiendo–, y reconozcan el derecho efectivo de las OSC a ingresar en ellos, así como el derecho de las personas detenidas a mantener permanente contacto con el exterior.

Dirigido a:

Instituto Nacional de Migración – INM

Comisionado

Director General de Control y Verificación Migratoria

Delegación Federal del Estado de Chiapas

Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración – CCINM

Presidenta

Secretaría de Gobernación – SEGOB

Secretario de Gobernación

Subsecretaría de Derechos Humanos

Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos

Unidad de Política Migratoria

Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados – COMAR

Dirección de Atención y Vinculación Institucional

Senado de la República

Comisión de Derechos Humanos

Comisión de Asuntos Migratorios

Suprema Corte de la Justicia de la Nación – SCJN

Ministro Presidente

Comisión Nacional de Derechos Humanos – CNDH

Presidente

Quinta Visitaduría General

Tercera Visitaduría General

Oficina de Tapachula

Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura – MNP

Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR

Representante del ACNUR en México


Naciones Unidas

Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México

Comité Contra la Tortura – CAT

Subcomité para la Prevención de la Tortura – SPT

Comité sobre los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias – CMW

Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria

Relator Especial sobre la Tortura

Relator Especial sobre los Derechos de las Personas Migrantes

Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH

Relator sobre los Derechos de las Personas Migrantes

Consulado General de El Salvador en Tapachula

Consulado General de Guatemala en Tapachula

Consulado General de Honduras en Tapachula

Consulado General de Nicaragua en Tapachula

Consulado General de Ecuador en Tapachula

México​ ​mantiene​ ​retos​ ​en​ ​materia​ ​migratoria​ ​desde​ ​hace​ ​11​ ​años

  • ONU emite 30 recomendaciones al  Estado mexicano sobre tema migratorio.
  • Acceso al debido proceso; no detención migratoria; armonización de marcos jurídicos; diálogo permanente con OSC; y la creación de un mecanismo de seguimiento, entre sus recomendaciones.

El pasado 14 de septiembre el Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares (CMW por sus siglas en inglés) emitió 30 recomendaciones al Estado mexicano , como parte del tercer informe periódico de México frente al CMW presentado en mayo del 1 2017 y sustentado el 6 y 7 de septiembre del año en curso. La mayoría de las recomendaciones no son nuevas, pues son preocupaciones que el CMW ha manifestado al Estado mexicano desde el 2006 ,como 2 parte del primer informe, y posteriormente en el segundo informe del 2011 . 3

Temas como la institucionalización del diálogo con las organizaciones de la sociedad civil; la adopción de medidas efectivas para garantizar la labor de las y los defensores de derechos humanos de la población migrante; el acceso a la justicia y a derechos para las y los trabajadores migratorios en México y Estados Unidos; la regularización migratoria y la autorización para trabajar, independiente del empleador; campañas mediáticas contra la discriminación y la xenofobia; la protección de la población migrante en tránsito; la recolección de datos cualitativos y cuantitativos; así como la eliminación de la detención migratoria como regla, son algunas de las coincidencias en las recomendaciones desde 2006 del CMW a México.

A diferencia de las recomendaciones anteriores, por primera vez el CMW hace referencia a la reintegración socialdelaspersonasmigrantesretornadasalpaís,señalandolaimportanciadedifundirlos cambios en materia de acceso a la educación, realizados desde 2015 por la Secretaría de Educación Pública; facilitar el acceso a la identidad y la inscripción de la nacionalidad mexicana, sin importar el estatus migratorio o la documentación con la que se cuente; así como reformar la Ley General de Salud para ampliar la cobertura médica del Seguro Popular de la población migrante en el país. Así como la creación de un mecanismo de monitoreo yseguimientoqueincluyalaparticipacióndelasorganizaciones de la sociedad civil.
En el acceso a la justicia, el CMW hace hincapié en la realización de investigaciones diligentes cuando se violen derechos humanos de las personas migrantes, con énfasis en mujeres y niñez migrante. Asícomo de garantizar medidas efectivas de asistencia y reparación integral del daño, regularización migratoria, garantías de no repetición, y sanción de los responsables, más allá de las masacres de San Fernando Tamaulipas y Nuevo León.

En materia legislativa, el CMW insta al Estado mexicano a armonizar la Ley de Migración con la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA); a promulgar la Ley General contra la Desaparición Forzada y Desapariciones cometidas por particulares, y a ratificar diversos conveniosdelaOrganizaciónInternacionaldelTrabajo,entre ellos el 189 relativo a las trabajadoras del hogar.

Sobre la detención migratoria que México utiliza como la regla y no la excepción, el CMW destaca su preocupación sobre el aumento del 900% en la detención de niñez y adolescencia migrante entre 2011 y 2016, exhortando al Estado mexicano a adoptar con urgencia las medidas necesarias para eliminar esta práctica, a través de alternativas a la detención centradas en elinteréssuperiordelaniñezconformeala LGDNNA. Mientras que en los casos que la detención migratoria tenga efecto, ésta sea el menor tiempo posible, y en condiciones dignas, evitando el hacinamiento y brindando servicios adecuados de salud.

La Convención Internacional sobre los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y sus Familias fue adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1990. Ratificada por México en marzo de 1999. La única vinculante suscrita por México en materia migratoria. A la fecha el Estado México ha presentado tres informes, el primero en noviembre del 2005, el segundo en enero del 2010, y el tercero en mayo del 2017. El próximo será en octubre de 2022, aunque ante la falta de cumplimiento por parte de México de sus obligaciones en la materia, el CMW ha solicitado al Estado presente información sobre los avances de las recomendaciones en octubre del 2019.

1 [DE: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/Documentos/BDL/2008/6008.pdf?view=1] 2 [DE: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/Documentos/BDL/2012/8459.pdf?view=1] 3 [DE: http://tbinternet.ohchr.org/Treaties/CMW/Shared%20Documents/MEX/CMW_C_MEX_CO_3_25926_S.pdf]

Más información
Inés Giménez / Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración, AC comunicacion@inedim.org / 5533.49.88
Miriam González / Instituto para las Mujeres en la Migración, AC miriamg@imumi.org / 5211.41.53/Ext. 103
Mavi Cruz/ Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova comunicacion@cdhfraymatias.org / (962) 642.5098
Paulo Martínez /Sin Fronteras IAP pmartinez@sinfronteras.org.mx / 5514.1524/21/19 Ext. 129

Descargar comunicado

Encuentro sobre Tortura en Contexto de Detención Migratoria

Tapachula, Chiapas – México. 18 y 19 de octubre de 2017

Miembros del Comité de Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias (CMW) y del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (GTDA) y organizaciones sociales México e internacionales, que trabajan en la defensa de las personas migrantes y refugiadas en detención, y en la lucha contra la tortura y los malos tratos que se generan en estos contextos, se reunieron para compartir y conocer de primera mano la situación de la detención migratoria en este país y para realizar una reflexión conjunta sobre cómo impulsar iniciativas de articulación política en materia de detención migratoria, a nivel nacional e internacional.

Este encuentro se enmarcó  como la continuidad a la Consulta con el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Tortura, que tuvo lugar en la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México a primeros de septiembre de 2017.

Convocaron  La universidad Iberoamericana de Ciudad de México  a través de su Programa de Asuntos Migratorios y el Programa de Derechos Humanos y el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova.

Personas en detención migratoria en México

Informe de la Misión de Monitoreo a Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales del Instituto Nacional de Migración

El Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (CCINM) es un órgano de carácter consultivo y de apoyo, cuyo objetivo es emitir opiniones, brindar asesoría y proponer acciones específicas en materia de política migratoria en México. El Consejo sirve como una plataforma de diálogo formal para facilitar la interlocución de la sociedad civil organizada, la academia y otros sectores en aras de proponer mejoras que se traduzcan en el bienestar de la población migrante mexicana y extranjera. Sesiona 4 veces al año y está conformado por 13 consejeros miembros.

Antecedentes Durante la 4ª Sesión Ordinaria del Consejo del año 2015, se determinó por medio del acuerdo CC/INM/73/NOVIEMBRE/15, llevar a cabo una misión de monitoreo de estaciones migratorias y estancias provisionales del INM con el objetivo de poder generar estrategias adecuadas que permitan al Consejo Ciudadano hacer trabajo de incidencia y emitir recomendaciones al INM mediante la evaluación de la normatividad migratoria y su aplicación desde la detención de las personas migrantes, las condiciones de vida y el debido proceso durante el tiempo que permanecen bajo custodia del INM en las estaciones migratorias y estancias provisionales, hasta la deportación o salida para su regularización migratoria en México. Para esta tarea se convocó a OSC que están representadas en el Consejo y a otras ubicadas sobre alguna de las cuatro rutas de la investigación, además de algunos miembros de la academia y profesionales1.

Este proyecto de monitoreo resulta estratégico para las OSC y demás actores interesados en provocar cambios estructurales en el trato y las condiciones de detención de las y los cientos de miles de hermanos en situación migratoria irregular que intentan cruzar o llegar a México con el deseo de superación y mejorar sus condiciones de vida pero también de proteger su vida, libertad y seguridad ante los altos índices de violencia en los países de la región y de otros continentes.

Principales hallazgos  Existe una práctica sistemática de verificación y privación de libertad de personas que carecen de documentación migratoria regular en todo el país, que se materializan en operativos constantes realizados por el INM y otros cuerpos de seguridad. Estos operativos son justificados por razones de seguridad. Sin embargo, en los expedientes no aparece base legal detallada para llevarlos a cabo.  En cuanto a la base legal para la detención o aseguramiento de personas migrantes indocumentadas, encontramos lagunas legales en el procedimiento. En los más de 100 expedientes revisados, el fundamento legal de la detención fue la mera referencia a la Ley de Migración y su Reglamento, sin referencia expresa a circunstancias concretas o criterios que llevaron a la verificación de una persona u otra. No existe revisión de estas actuaciones de ninguna autoridad ajena a la migratoria entre el momento de la interceptación de la persona y su posterior puesta a disposición en un centro de detención.

1Instituto para las Mujeres en la Migración, Clínica Jurídica para Refugiados de la Universidad Iberoamericana, Dignidad y Justicia en el Camino, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Voces Mesoamericanas, Iniciativa Kino, Asylum Access, Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, El Pozo de Vida, Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador, Fundación Sertull, Casa del Migrante Saltillo, investigadora Martha Luz Rojas Wiesner, investigadora María Auxiliadora Moreno Valenzuela, Claudia León Ang, Liliana Souza y Ana Argotte.

E

 En todos los centros visitados encontramos que el procedimiento administrativo migratorio está orientado prioritariamente a la deportación o retorno. La mayoría de los 122 entrevistados dijo no haber recibido información, no haberla entendido o haber recibido un mensaje implícito de no tener posibilidad de permanecer en México, aún en los casos de víctimas de delito grave en México y aquellas en necesidad de protección internacional.  La mayoría de las personas detenidas desconocía sus derechos y no tenía conocimiento de los procedimientos, plazos, posibilidades, alternativas y los efectos en su persona. Tal desconocimiento era causa de gran ansiedad.  En cuanto a las condiciones en los centros de detención, la revisión del SICATEM confirmó que el hacinamiento es una constante, particularmente en los concentradores. Por otro lado, el sistema de resguardo de pertenencias personales no es fiable ni eficiente para los detenidos, dada la recurrencia de robos y extorsiones por medio de la extracción de sus teléfonos celulares.  En relación con la salud física de los migrantes detenidos, los padecimientos más recurrentes son: gripe, tos y dolor de garganta (20%), dolor de cabeza (20%), enfermedades gastrointestinales con síntomas como diarrea y vómito (10%), dolores de dientes y muelas (7%), hipertensión (2%) y diabetes (2%). La mayoría de las personas enfermaron a consecuencia de su estancia en los centros, debido a condiciones precarias o porque fueron contagiadas ahí.  Respecto a la salud mental, la mayoría de los detenidos presentó algún nivel de ansiedad y de depresión, más del 30% en un nivel crítico. El inicio o agudización de los síntomas se relacionan con la experiencia vivida durante el operativo de control, la violencia en su país o en México y las condiciones de la detención, incluyendo la falta de información.  El INM (SEGOB) ha firmado convenios de colaboración con Secretarías de Salud en 24 estados, pero sólo en el centro de Puebla, el servicio médico es proporcionado por personal del sector de salud pública. Ello representa un detrimento en la calidad y la gama de los servicios que el sistema público de salud ofrece en general y que no están disponibles en los centros de detención.  Un problema generalizado es la falta de protocolos de actuación del personal médico y psicológico, lo que impide la detección de enfermos, en particular víctimas de delito, violencia sexual o de tortura. Encontramos insuficiente personal médico (en relación al número de detenidos), falta de equipamiento y abastecimiento de materiales y medicamentos en la mayoría de los consultorios médicos.  Sobre el acceso de las OSC a los centros de detención migratoria, el marco normativo que lo regula resulta restrictivo y arbitrario pues omite la posibilidad de su ingreso a puestos de frontera y garitas, además, prohíbe el acceso a áreas de alojamiento y las limita a un área para las visitas. Los criterios para aprobar solicitudes de acceso no son transparentes. La autoridad puede denegar o cancelar el acceso sin mediar argumento alguno. No hay previstos cauces para recurrir estas decisiones. Muchos centros no son monitoreados.

Recomendaciones y acciones de seguimiento

En el informe se recomienda instaurar al Consejo Ciudadano del INM como órgano facultado y capacitado para promover, mediante la creación de un órgano de monitoreo externo, la participación de las OSC en el monitoreo de centros de detención migratoria; para coadyuvar en la autorización de su ingreso, evitar la discrecionalidad y asegurar mayor transparencia. Finalmente, tras los resultados del monitoreo, el CCINM se ha planteado dar un seguimiento más puntual a tres temas que considera prioritarios dada su relevancia y gravedad como consecuencia de la detención de las personas migrantes: el debido proceso en detención, el acceso a la información para el ejercicio efectivo de derechos y servicios y, la salud física y mental. Convocamos a las OSC, académicos y voluntarios a sumar esfuerzos en este nuevo reto que afrontaremos juntos en favor de las personas migrantes en México y la región. Para más información visite los sitios web de las organizaciones arriba citadas o escriba a presidencia.ccinm@gmail.com.

¡Cumplimos 20 años por la Defensa de la Vida y la Dignidad!

El próximo 28 de Noviembre el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, nuestra organización celebra 20 años de caminar en la lucha por los derechos humanos en la región chiapaneca del Soconusco,

Inicialmente nuestra labor comprendió  a todos los sectores vulnerables de la población nacional o extranjera, pero siempre con un especial enfoque en la defensa de los derechos de las personas migrantes y refugiadas que viven o y transitan en la región, como aporte en la búsqueda de justicia e igualdad en la región, en el estado y en el país.

El trabajo de defensa integral y promoción de los derechos de las personas refugiadas y migrantes que llegan a México, y especialmente las acciones de incidencia política, es un trabajo que el CDH Fray Matías, no concibe sin el establecimiento de alianzas y la permanente cooperación con organizaciones sociales hermanas con las que compartimos ideales y lucha y con quienes en esta conmemoración compartimos también los logros alcanzados.

Nuestro aniversario siempre nos coincide con la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, el 25 de noviembre, lo cual siempre le da a la fecha una connotación especial y es en este marco con el que iniciamos las actividades de celebración.